DIARIO DE UNA  MATERNIDAD JODIDA 

45f14bae-1ce5-4aee-825d-ad7f3eac0b44-1439-00000175698d7fa7_tmp

Acabo de aguantarme 2 horas y 20 minutos de rabietas de mi hijo de 6 años, y para relajarme y recuperar la calma interior he decidido ponerme a escribir sobre ello, por eso de no quedarse nada dentro… que luego se enquista y es peor! 

Y ahora estoy con el papá de morros, cada uno en nuestro móvil porque es mejor ni hablar, le intento explicar cómo debería de actuar para evitar estos momentos con toda mi buena voluntad, y él a la defensiva. 

De verdad que yo quiero criar con respeto, siempre estar feliz, nunca perder los nervios, ser una madre divertida, pero es que me lo ponen muy difícil!!!!! 

Nótese mi crispación

Y claro, ahora soy yo la mala por elevar la voz y castigarle. Como siempreeeee

Es digno de destacar como cambia todo de un día para el otro, la semana pasada todo era felicidad en Villa C&M, el amor y el buen rollo se respiraba en el ambiente. 

Y hoy, escasos días después, parece que estamos compitiendo a ver quién se lleva el premio a la mala uva.

Shhhhh, que Enzo no oiga esta palabra, Uva, que se lía parda. La he empezado a utilizar para sustituirla por hostia, ósea, mala hostia, y al final es peor. 

Porque las uvas le chiflan y toca llanto cada vez que recibe un no por respuesta. Llanto que me aguanto estoicamente por que tiene 20 meses y tiene un pase que llore y haga pequeños berrinches.

Ainssss que ya no sabe una como acertar en esta casa….. 

¿Por qué a los niños les gusta tanto buscar el límite de todo? 

¿Por qué yo siento que a pesar de mis esfuerzos cada día tengo menos paciencia? 

¿Por qué a los papás les gusta no seguir las rutinas establecidas por las mamás?

Hoy he llegado de trabajar, y al entrar me he encontrado la casa que parecía que había caído una bomba, y Enzo eléctrico, más aún de lo normal, porque papá le ha dado azúcar, a las 5:30pm, justo una hora antes de la cena.

Sin comentarios…. 

Hemos recogido, y nos disponíamos a cenar cuando a Emmanuele se le ha ocurrido empezar a liarla. 

La primera de la tarde, al menos desde que yo he llegado, y me lo quería perder oiga! 

Ema: ¿qué hay de cenar?

Papá: patatas con costillas ( ya lo sé, una cena atípica, pero así somos en casa, las lentejas es una de nuestras cenas estrella, con eso lo digo todo..)

Ema: No me gusta, ni la patata, ni las costillas  – a gritos, con tono casi llanto

Ya me entiendes, de ese que saca de quicio a cualquiera. 

Papá: si lo has comido mil veces, además hay que probar antes de decir no me gusta

Ema: mamáaaaaaaa, no quiero cenar esto!!!! 

15 minutos después…. 

Ema: puedo tener más patatas y costillas por favor ( sé que la frase no está bien estructurada, pero es que lo traduce literal del inglés y terminamos usando estos términos que suenan fatal en castellano) 

Pero bueno, volviendo al tema, ¿de verdad era necesario todo el numerito de antes de la cena para al final terminar repitiendo? En fin…. 

HORA DEL POSTRE

Ema: Mamá, puedo tener un postre dulce porque he merendado ‘healthy’ (afirmación contundente) 

Yo: No mi amor ya lo hemos hablado, nada de azúcar antes de dormir

Ema: Eres una mala, eres la peor (esto también es culpa del inglés y el poco vocabulario que tiene esta lengua para describir diferentes cosas, así de rudo suena la traducción literal) 

Una trata de cuidar la salud de sus hijos, y recibe este tipo de halagos gratuitamente 

Respiro, respiro, respiro hondo. Venga Carolina que ya no queda nada, en media hora estarás tranquilamente viendo la tele con ‘papá’ y mañana será otro día… esperemos que mejor que este!

HORA DEL BAÑO

Ema: No me quiero bañar, me bañé ayer, y antes de ayer, y antes antes de ayer 

Yo: EMMANUELE estás sudando como un pollo, ven al agua 

Ema: vale pero no me lavo el pelo

Yo: que si nene que estás sudando y luego te pica todo

Ema: pues una ducha rápida

Yo: ok, como quieras! 

20 minutos después 

Al final no ha sido tan rápido y se ha quedado a jugar con su hermano.

Una lucha se crea dentro del agua porque los dos quieren agarrar la alcachofa.

Emmanuele empuja a Enzo, suave, pero igual se cae hacia atrás rozando el grifo con su cabeza… ufff por los pelos! 

Enzo se levanta, coge la alcachofa, que por cierto, no la había más grande en el mercado, y se la estampa a su hermano en la cabeza, así sin más.

Se me están empezando a crispar los nervios y ahora Emmanuele está encabronado de verdad, lo siento pero no se que otra palabra utilizar para su estado actual. 

Ahora empieza lo bueno, no vayas a dejar de leer que te pierdes lo mejor! 

Les unto crema como puedo, ahora yo me ocupo de Enzo que parece una lagartija de lo que se mueve y papá se ocupa de Emmanuele, que ya está en estado: “la voy a liar, hagáis lo que hagáis, y digáis lo que digáis, la lio!!! Hmmmm”

Su padre y yo nos miramos, porque ya sabemos lo que toca, Chao a nuestra noche tranquila… Nos esforzaremos por hacerle cambiar de humor, pero sinceramente, está complicado! 

HORA DE LA LECTURA

Leo un cuento a Enzo, le doy su bibi, su peluche/manta al que está muy apegado, y a dormir.

Night, night te amo Enzo

Te amo, mamá

Con que poco ha conseguido derretirme el corazón y cambiar mi estado de ánimo

¿No es increíble cómo los niños son capaces de sacarnos de quicio y al siguiente minuto hacer que muramos de amor? 

Supongo que de eso va la maternidad, de saber encontrar el equilibrio entre una y otra. 

Emmanuele lee su lectura del colegio en inglés a papá tranquilos en el rincón de lectura, hacen la comprensión y revisan el vocabulario. 

Momento que aprovecho para darme una ducha, ya que parece que todo está bajo control. 

Me encanta ducharme de noche, con agua muy caliente, para relajarme después de un día largo y dejar ir todas las malas vibras

Mientras pienso en el post para el Domingo, quiero editar un vídeo sobre el cumple de Emmanuele y no tengo ni idea de cómo,……. La la la la la 

Mamáaaaaaaaaaaaa!!!!!!! Papáaaaaaaa!!!! Guaaaaaaaa guaaaaa guaaaa 

Salgo zumbando del baño, ¿ahora qué?

Emmanuele ha entrado en modo rabieta y ya no hay nada que podamos hacer

Sinceramente hace un par de años que dejó esta etapa atrás, gracias a Dios, pero hoy le ha apetecido rememorar esos tiempos 

Toca ignorar, y esperar a que se calme para saber que ha hecho que se ponga así, aunque mirando el reloj, 8:40 de la tarde, me lo puedo imaginar. Esta pasado de hora, CANSANCIO EXTREMO 

Su padre solo le ha sugerido leerle un cuento más corto debido a la hora pero el se niega, todo con tal de quedarse más tiempo despierto! Puffff 

1 hora…. tic tac tic tac tic tac

Llega el primer castigo, nada de ver vídeos de Shopkins por una semana 

30 min después… tic tac tic tac tic tac 

Llega El Segundo castigo, fuera Shopkins y lego friends hasta nuevo aviso 

20 min después…. tic tac tic tac tic tac 

Ya no llora, pero empieza la guerra psicológica 

Mamá, no te quiero, eres mala

Sois los peores padres

Todo con tal de llamar la atención.

Resistimos cómo podemos, sin entrar al juego, mandándole a su cama entre por favores con los dientes bien apretados para no perder el control 

Guaaaaaa guaaaa guaaa, quiero aguaaaaa! Estoy sudandooooo! No me puedo dormiiiir! 

Yo: ¿Emmanuele te acompaño a la cama?

Ema: no, malaaaaa

Yo: a la cama yaaaa, que me tienes harta, vas a despertar a tu hermano (a grito pelado)

Ahora llora otros 30 minutos hasta que consigue calmarse y me llama para que le lleve agua y darme un abrazo y un beso. 

Nos pedimos perdón mutuamente por nuestro comportamiento el uno con el otro, y se duerme

Ahora parece un ángel, y verdaderamente lo es, aunque a veces se transforme.

Mañana no hablaremos del tema, se que no ha tenido importancia, estaba cansado, ya está todo dicho y no quiero hacerle sentir peor, ni yo volverme a sentir mal por haberle gritado de esa manera.

Ignoramos las rabietas, nunca las comentamos, y siempre reforzamos positivamente cuando se comporta del modo que creemos es el correcto. 

Esto nos ha funcionado siempre de maravilla! 

Volvemos a ser felices, seguro que ambos hemos aprendido de lo ocurrido, y la próxima vez lo haremos mejor! 

Ahora solo me viene a la cabeza una frase que le escuché a la bicho palo de LQSA (la que se avecina) en el último capítulo.

Qué buena es esta serie, me parto de la risa y siempre me ayuda a desconectar del todo. 

La maternidad es muy bonita, pero jodida de cojones

Pues eso, que la maternidad es el mejor trabajo que he tenido en mi vida, el más divertido, el más gratificante, el único trabajo que nunca me cansaré de hacer. 

Ser madre es maravilloso, en definitiva.

Pero la maternidad también es agotadora, frustrante a ratos, desconcertante, te hace sentir mal a veces, y da mucho, mucho miedo.

Vamos que estoy de acuerdo con mi pelirroja preferida, es jodida de cojones!

2 horas y 20 minutos de rabieta sin sentido!

Come on……  ¿qué libro, curso, profesional en pedagogía infantil, te prepara para esto? 

También te puede gustar

12 Comments

  1. 1

    esto es así, una de cal y otra de arena, es realmente agotador y contradictorio… Desde que dejé de gritarles, he conseguid mucho autocontrol, lo cual no quiere decir que de vez en cuando no me suba por las paredes..pero en general lo llevo bien, jaja… Lo malo es cuando de vez en cuando los papis se cargan esa rutina que tú dices, o les permiten un dulce..vale, que no hay que hacer un drama, pero a veces eso implica mal humor posterior del niño… en fin, es lo que hay, paciencia!

    • 2

      Mucha paciencia diría yo, la verdad que nos encanta estar los cuatro juntos y hacer cosas en familia pero casi siempre acabamos a la fresca porque nos salimos tanto de rutina que los peques terminan liándola, jajaja. En fin, así es la vida de madres…. única sin duda!

  2. 3

    cômo me suena todo esto… eso sî yo no la dejo llamarme mala, espero que no se le pase por la cabeza! pero es como que estàn en un momento de retar, no crees? y bueno los padres pues igual igual aquî, le da “no comida” antes de la cena asî que no cena, y después de la cena tiene hambre y como su padre tira el plato en lugar de dejarlo para cuando tenga hambre, otra vez le da porcatas. y claro “naranjas no que no son buenas por la noche” pero el azûcar es peor!!!!! ay me has sacado mi vena enervante, es que te he leîdo y he visto tantos parecidos en casa… con las comidas lo llevo mal, aunqe le cocine lo que me pida, no lo come, agggggggggg.
    por cierto nosotros tb tenemos un vocabulario especial, como habla con su padre en francés y bueno vive en ambiente francés, cuando habla en castellano no siempre estàn bien estructuradas las frases 🙂

    • 4

      Pues mira ya me siento comprendida por alguien al menos, cada vez que el padre está aquí de tarde se lía, ya lo tengo asumido, les cambia toda la rutina y los niños se aprovechan también de que el no sea tan estricto como yo… en fin, ya sabes.
      Con respecto a lo de mala, pues viene todo del colegio, ya sabes el famoso “don’t be mean” “meany” “you are mean” en ingles, vamos que lo usan para todo… y claro al traducirlo me llama mala, y se queda tan a gusto, pero estamos trabajando en ello para que entienda que eso no se dice pero vamos ni a mi ni a nadie…
      todo el día es un tira y afloja ahora con él,

  3. 5

    Madre mía!! Menos mal que hubo final feliz con abrazo y beso que ya tenía yo el corazón en un puño conforme iba leyendo!! Al final lo que mejor resultado da es mantener la calma y que no te vean crispada porque es lo que los niños quieren: llamar la atención. Pero es taaaaan difíil a veces conseguirlo y mantenerte en tu sitio… lo del refuerzo positivo es muy importante. Olvidar lo malo y felicitar por los buenos comportamientos. Un beso guapa y ánimo con estas situaciones porque cada mes toca alguna!!

    • 6

      Cada mes??? Yo diría así cada semana, y de los 2 años y medio a los cuatro me tocó a diario, jajaja
      Ando que no tengo experiencia yo ya en rabietas, pero aún así me pilla en un día malo, y pasan estas cosas….
      gracias por el animo!

  4. 7

    Ay guapa, cómo te entiendo!!!! La maternidad es capaz de sacar lo mejor y lo peor de nosotras al mismo tiempo! Una cosita reina, está muy bien que quieras criar con respeto y ser una madre divertida (requisitos que, a mi parecer, cumples de sobra), pero no te exijas estar siempre feliz o no perder nunca los nervios. Es imposible nena, somos madres pero también personas, y eso no es factible, permítete bajar la guardia de vez en cuando, porque si no cuando no lo cumplas (que hay día y días) te vas a frustrar como te ha pasado y te vas a sentir regular. Tienes derecho a enfadarte, tienes derecho a estar triste y tienes derecho a que se te crispen los nervios a tí también. Ánimo preciosa y mañana será otro día. Un abrazo.

    • 8

      Toda la razón Tienes! Más de una vez he terminado llorando yo de la tensión acumulada y lo mal que me siento, y luego pienso: tanto leer, tanta Crianza positiva y con respeto y voy yo y lo estropeo en 10 minutos,
      Gracias por tu consejo de verdad!

  5. 9

    Viernes, cansancio semanal sumado a que x UK es de noche desde las 4.45 pm y la noche es muy largaaaaaaaaa y da para mucho. Ante estos momentos dejar que pase el temporal hablar de lo que se hace mal, pedirse perdón y a la cama a descansar..Es muy difícil ser madre y además no siempre podemos ser perfectas y mantener la calma. Descansad familia

  6. 11

    Que noche! Se parece a algunas que he tenido con Vera, y Sebas, yo diria incluso que más con Vera, ella si que me sabe sacar de mis casillas, ella es intensa y terca,ala combinación, ningun libro, curso o profesional, profeta, adivino, nada te prepara para esto, vamos a pocos aprendiendo, ensayando, errando, lo único que me sirve en estos casos es esperar, a que baje la marea de las emociones y luego la lógica, los argumentos, las palabras…
    Suerte Caro, descansa y que no tengas mas noches así

    • 12

      Gracias Claudia, me alegra ver que no soy la única, y es que como dices a mí especialmente me ocurre con Emmanuele, siempre estamos en una lucha a ver quién gana…. y es agotador! Sobretodo porque yo al ser el adulto me toca lo peor, el controlar la situación, contener….
      Gracias por el consejo!

Deja un comentario